jueves, 24 de agosto de 2017

Sensaciones físicas al practicar mi libro y el Perdón

Sensaciones físicas al practicar el Perdón
 Una amiga que está practicando el libro que he escrito, me envió este comentario después de practicar lo que expongo en él. (Yo me quedo con el mensaje que me ha querido trasmitir y no me detengo en la forma; con esto me refiero a que si me paro a ver la típica forma de escribir los mensajes de whatsapp puedo perderme lo que ha querido decirme).

Me habla de varias sensaciones que sentía a medida que lo iba practicando.

No se me había ocurrido hablar de ello en el libro, pero me parece que vale la pena extenderme un poco sobre esto.
Claro está que el practicarlo no es cosa de un día y listo, es algo que cada vez sienta mejor puede ser una higiene de vida que se lleva a diario si se quiere avanzar, dar un paso adelante y mejorarse como persona. Aunque esto signifique escuchar y valorar a los demás, admitir que no siempre se tiene la razón, permitirte la libertad de vivir y disfrutar de la vida a pesar de tener problemas y de los gordos; porque basta con que quieras quitarte las preocupaciones para que se salgan de tu vida… Bueno, la verdad es que si que cuesta un poco de trabajo quitárselas de encima pero se van con la práctica, sabiendo, eso sí, que el problema está ahí y que hay que ocuparse de él.

 Esto no es una forma de evadirse de la realidad, es un ataque directo a los problemas.

Sensaciones físicas  Aunque los problemas no te los solucione la práctica de este libro, puedes aprender a barajar las emociones negativas en el momento en que llegan y puedes esperar a que se solucione el problema o solucionarlo tú mismo sin amargarte la vida en el intento.

Cuando practicas el Perdón hay cambios en la manera de ver las cosas. Todo parece más cercano, los problemas se aceptan y se intentan solucionar o se solucionan si se puede; nunca más se huye de ellos ya que se es consciente de todo lo que implica huir de las responsabilidades y de los problemas y se sabe que hay que coger en mano la vida, los actos y sus consecuencias.


  • Lo primero que sentí fue un alivio inmediato, me sentí mucho más ligera que unos momentos antes. Lo aprecié mucho y esto me animó a seguir haciéndolo a diario, que solo son cinco minutos.

  • Se sienten también escalofríos, pero no son los típicos que se sienten en todo el cuerpo de arriba abajo, de abajo a arriba y en todo el cuerpo al mismo tiempo y que no puedes controlar. Son escalofríos suaves, como un poco cálidos, que suben desde los pies hasta las rodillas y desde las manos hasta los codos o incuso más arriba. Es una sensación muy agradable.

  • Esta chica habla también de sus lágrimas que salen como si estuviera llorando de verdad. Dice esto porque es así realmente.  Estas lágrimas salen solas y son el indicativo de que esta emoción negativa que te atormentaba o esta situación del pasado o del presente ya no está en ti, puedes acordarte de ella pero ya no te duele.Te puede salir una sola lágrima, una en cada ojo, o un río de lágrimas. Esto depende de lo fuerte que fuera la situación o de la intensidad que tuviera esta emoción negativa para ti.

  • Es lo mismo, pero las sensaciones son menos fuertes si suspiras o bostezas. También indican la liberación del pasado.

  • Otra sensación que se siente una última vez es el dolor. Es un dolor tan intenso como lo fue la situación o la emoción que vas a liberar. Cuando nos pasa algo que no nos gusta le damos vueltas en la cabeza hasta que nos pasa algo y entonces metemos la primera en un cajón y le damos vueltas a la nueva emoción que nos atormenta en el momento.Esto no quiere decir que las hayamos liberados, ellas siguen ahí y nos provocan un dolor sordo y continuo. Por eso, cuando las sacamos del cajón de nuevo nos vuelven a doler igual que el primer día. Cuando nos las ponemos delante otra vez, duelen y mucho pero si son liberadas el dolor se va con ellas y ya no vuelve. Y si vuelve ese recuerdo ya es algo pasado en lo que no vale la pena detenerse de nuevo, (y aquí ya hablo de recuerdo y no de emoción).

  • También se siente una tan bien después de haber liberado lo que pesaba tanto que se siente el cuerpo más ligero. Cuando se dice literalmente:   “¡Me he quitado un peso de encima!”. (Me he ido dando cuenta a lo largo de todo este proceso de evolución personal de que este tipo de dichos populares tiene su sentido en esto en estas experiencias.

  • A veces te quedas tan a gusto que te sale una increíble carcajada de satisfacción y entonces es… buenísimo.



Mi libro se llama. "Mi Evolución Espiritual: Nunca fui una víctima o Cómo quitarse las arrugas" y Puedes pedirlo en librerías y también online, en la Editorial Círculo Rojo o en Amazón).  

12 comentarios:

  1. Me alegra mucho que ya haya una persona que le esté dando resultados positivos la lectura de tu libro.Besicos

    ResponderEliminar
  2. me gustaria tener los datos precisos del libro para poder adquirirlo!! porque por el nombre no lo ubicoo. Espero tu mensaje, un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Gracias. El libro se llama:«Mi Evolución Espiritual: Nunca fui una víctima o Cómo quitarse las arrugas».
      Puedes pedirlo en cualquier libreria y te lo traen. Tambien esta en Amazon y venta en internet. Los links directos estan arriba, en el post.

      Eliminar
  3. cuanto mas leo mas ganas tengo... a ver si ahora que acabo el verano empiezan a venir cositas interesantes como tu libro! besitos!

    ResponderEliminar
  4. Cuánto me alegro por tus logros, en serio Anyol, es un orgullo como compañera blogger conocerte. No sabía que te atraían estos temas y mucho menos que estás titulada en ello. Yo he hecho flores Bach, Reiki y quiero seguir con estos temas. Por mi cuenta también estoy leyendo sobre aceites esenciales que ayudan en dolencias, estados de ánimo etc...
    cómo me gustaría vivir cerca tuyo y hacer algún curso que imagino impartes, un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Noelia, me alegro que te interese este tema, es algo muy importante para la evolución personal de cada uno.
      No sabía que practicabas Reiki.
      Cada vez que practicas lo que expongo en este libro perdonas a alguien o a ti misma y esto hace que la energía sutil o Reiki circule más fácilmente y mejor por el cuerpo de quien lo practica.

      Eliminar
  5. ¡¡¡Hola!!! Yo lo voy leyendo despacito, y mira que no soy de autoayuda y que pensaba que no tenía nada que perdonar pero tengo la espina de la muerte de mi padre, que no la he superado, y me estás haciendo pensar.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marigem. Me ha encantado tu reseña sobre el libro.

      Eliminar
  6. Pues parece que tiene un tema interesante y lo pediré por Amazon junto con otro que tengo pedido. Eso si tengo sobre mi mesilla unos cuantos libros sin leer y tiene que esperar. Pero leeré el indice , quizás me ayude a unos problemas que tengo últmamente. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María del Carmen. Puedes leer y practicar el libro así, eligiendo el capítulo que te convenga, pero te recomiendo que leas antes los 3 primeros capítulos porque son los que dan paso a los otros; digamos que son la base de todo.

      Eliminar

Hola, ¿Has probado este producto? ¿Coincides con mi opinión?
No dejes links en los comentarios porque los eliminaré.